El futuro inalámbrico de la automatización de edificios y por qué lo necesitamos

Fiabilidad, versatilidad, facilidad; algunas palabras que no creo que usted haya escuchado en ninguna argumentación sobre sistemas inalámbricos de automatización de edificios. Parece que hay una sensación de desconfianza general hacia las soluciones inalámbricas. Y tal vez por una buena razón: muchos sistemas inalámbricos entraron en el mercado hace más de 10 años, y muchos de ellos no estaban bien terminados entonces y por eso, a día de hoy, aún no son fiables, y no terminan de satisfacer las necesidades y los requisitos de los clientes y fabricantes. No obstante, actualmente, la funcionalidad inalámbrica es sin duda una de las tendencias más crecientes en todas partes, también en la automatización de edificios.

En Produal, hemos asumido el reto de cambiar la predisposición negativa hacia las soluciones inalámbricas. Las tecnologías han evolucionado masivamente a lo largo de los años y creemos que finalmente están listas para alcanzar las expectativas que la generación anterior de sistemas inalámbricos no logró. Así pues, en nuestra empresa comenzamos a recopilar las mejores innovaciones tecnológicas y a perfeccionarlas de cara a la solución inalámbrica de próxima generación con un propósito: generar confianza en la automatización inalámbrica de edificios. Al igual que un chef culinario que prepara una buena comida, nosotros solo usamos los mejores ingredientes disponibles. En este sentido, me gustaría profundizar en cómo hemos preparado este plato y hablar sobre lo importantes que son la extensibilidad, escalabilidad y demás características de nuestro nuevo sistema, así como sobre ​​lo que realmente lo hace único.

Dado que la mayoría de los sistemas inalámbricos actuales proporcionan las mismas mediciones básicas (temperatura, humedad, CO2), los clientes no pueden tomar decisiones importantes basándose en ello, ni pueden sopesar si todas estas características se pueden encontrar dentro de una misma familia de productos, o si las mediciones son o no lo suficientemente precisas para cumplir con los requisitos del proyecto actual del cliente.

Así que, ¿cómo comparar sistemas entre sí, si sus alternativas de medición son idénticas? Bueno, tenemos que retroceder unos pocos pasos y observar el sistema con más amplitud: sus posibilidades, sus características y, especialmente, cuál es el futuro del sistema que se está considerando: ¿tiene posibilidades de futuro teniendo en cuenta la rápida evolución de las infraestructuras?

 

Cuatro pasos necesarios para ser perdurables en el futuro

Sí, la expresión “a prueba de futuro” podría considerarse exagerada, pero vale la pena pensar en lo que realmente significa. Según cita Wikipedia, “En general, la expresión `a prueba de futuro´ se refiere a la capacidad de que algo continúe siendo valioso en un futuro lejano; que el artículo no se vuelva obsoleto”. Este ha sido exactamente nuestro objetivo en Produal: diseñar un sistema que sea fiable y pueda seguir evolucionando a lo largo de todo su ciclo de vida, así como responder a las necesidades de sus clientes tanto ahora como en el futuro. Lo que sigue a continuación, son los pasos que hemos dado para lograr esto:

1. Todos nuestros dispositivos inalámbricos pueden actualizarse localmente o a través de la nube

Si bien un sistema de medición debe ser adaptable de acuerdo con las necesidades de sus clientes, muchos sistemas tienden a dar problemas con la evolución de la tecnología. Ya no se corresponden con las necesidades de sus clientes o simplemente se vuelven obsoletos debido a una ola constante de nuevo software y soluciones de seguridad. Sin embargo, un sistema inteligente se puede ir actualizando para cumplir con los requisitos de hoy y de mañana, y esta es una de las características clave de nuestro nuevo sistema inalámbrico Produal Proxima®. Todas las comunicaciones pasan por una puerta de enlace inalámbrica, lo que garantiza que solo se muestre un dispositivo IP externo, pero a la vez que todos los transmisores inalámbricos se puedan actualizar de forma remota o in situ.

2. Fiabilidad de la comunicación inalámbrica

La fiabilidad fue uno de los principales puntos de atención en nuestra emergente solución inalámbrica. Una red debe ser capaz de funcionar incluso si los objetos físicos que rodean a los transmisores, como las paredes, se mueven e interrumpen la conexión. Los transmisores deben poder volver a reiniciarse automáticamente si se interrumpe su conexión actual. La mejor solución para este requerimiento fue una red basada en MESH, donde cada transmisor funciona como una estación base para otros transmisores. Esto mejora notablemente la robustez de la red en cada situación. De hecho, MESH funciona como una red invisible de cadenas de transmisor a transmisor. Ahora, puede usted pensar que “eso no es nada nuevo, este tipo de red MESH ya está en el mercado BMS”. Pero la ventaja clave de nuestro nuevo sistema inalámbrico es una MALLA, totalmente alimentada por batería, con una vida útil prolongada de la misma, y que no necesita fuentes de alimentación externas para mantener estos elementos activos. Este es el tipo de red MESH que nunca se ha visto antes.

3. Sistemas de Bus abiertos para BMS y otros sistemas, así como interfaces para sistemas en nube

Específicamente, quisimos evitar hacer una gran cantidad de pasarelas diferentes para diferentes protocolos. Al contrario, hemos puesto todo lo que usted puede necesitar en un solo producto: una puerta de enlace con todas las características deseadas. El cliente no tiene que reflexionar sobre cuál es el protocolo de automatización correcto, ya que los obtiene todos, ya sea BACnet o Modbus. Además de eso, también existe la posibilidad de cargar cualquier dato de medición necesario a un servicio en la nube.

4. El diseño modular hace que sea fácil:

  1. combinar diferentes medidas, opciones y funciones dentro de un solo producto
  2. incorporar innovaciones de productos en el sistema

Nuestra innovación en esta nueva filosofía inalámbrica ha sido lo que llamamos PUMP, Produal Unified and Modular Platform. Al utilizar este método, obtenemos enormes oportunidades: diseñar una función para un producto y compartir sus beneficios con todos los demás productos, sin que importe si nos referimos a software o hardware. Esta metodología de plataforma unificada también se puede atestiguar en la amplia gama de opciones que tiene nuestro sistema inalámbrico.

 

Empujando hacia delante en el terreno inalámbrico

En el desarrollo de nuevos edificios, la versatilidad y la modularidad son factores cruciales. Las necesidades de espacio de trabajo pueden cambiar: las empresas siguen creciendo o disminuyendo su tamaño. Para que estos cambios sean fáciles de implementar, necesitamos espacios que puedan personalizarse, transmisores inalámbricos y dispositivos que permitan esta escalabilidad, sin que sea necesario renovar el cableado continuamente. Con el desarrollo permanente de las fuentes de alimentación y de las tecnologías de medición, hemos llegado a un punto en el que la duración de la batería de los transmisores es lo suficientemente alta como para como para resultar competitivos con sistemas de cableado, incluso a largo plazo.

Pero, ¿la industria de automatización de edificios está ya lista para la automatización inalámbrica de edificios? Muchos han dicho que, si bien el futuro es inalámbrico, el método de instalación predominante seguirá dependiendo del cableado tradicional. No obstante, en los próximos años seremos testigos de un gran cambio en la forma en la que se están construyendo los sistemas, y ya podemos ver que se van dando los primeros pasos. El reciente auge de IoT nos ha presentado nuevas tecnologías inalámbricas, nuevas unidades para la medición en edificios, nuevas aplicaciones, junto con instalaciones más sencillas. Muchas cosas con las que, hace unos años, tan solo podíamos soñar.

Pero, ¿qué es lo que explica el repentino entusiasmo por los sistemas inalámbricos? El dinero es la primera respuesta obvia, pero también nuestro futuro: los edificios son uno de los mayores productores de dióxido de carbono en el mundo. Solo como ejemplo, los edificios consumen aproximadamente el 40% de la energía utilizada en los países de la UE. Eso es mucho. Incluso cuando tenemos en cuenta estos requerimientos al construir nuevos edificios, todavía hay gran cantidad de propiedades antiguas que no pueden ser desmanteladas y reconstruidas. Pero lo que sí podemos hacer es renovarlos para satisfacer las demandas actuales y futuras de consumo de energía. Y ahí es donde los sistemas inalámbricos son invencibles.

Antti Salli
Product Manager / Transmisores y soluciones inalámbricas
Produal